Blog Espiritual

Rumiar la Sagrada Escritura

La mañana del día en que yo recibí entonces, según el antiguo rito, la ordenación de Lector de la Iglesia, uno de mis compañeros me puso sobre mi...

Evangelizar

Ustedes, pues, deben ser evangelizadores. Y el mundo, incluso sin saberlo y aunque lo niegue, anda buscando ansiosamente evangelizadores. Estos...

La alegría que salva al mundo

Un conocido pensador se ha referido precisamente a nuestro tiempo diciendo que está caracterizado por su incapacidad para la tristeza. Yo creo que...

«¡Sed constantes en orar!»

[Es la invitación de san Pablo a los cristianos de Tesalónica] Y des­de luego no está dicho a la ligera o de labios para fuera, como si...

Sacerdotes para actualizar la resurrección

Actualizar la resurrección —mis queridos jóvenes amigos—, en eso consiste en la práctica, descrito en toda su esencia, lo que significa ser...

La luz de la resurrección

Quien cree en la resurrección no necesita preocuparse de sí mismo y de su autorrealización, no necesita mirar si se pierde algo de lo que ofrece...

El sacerdote hoy

En pasadas discusiones sobre sacerdocio se ha dicho repetidamente que ser sacerdote hoy no es propiamente una profesión puesto que no encaja en un...

Ser ofrenda con Cristo

En un primer momento nos resistimos ante este tipo de formulación… Podría parecernos una extravagancia, en definitiva, exagerada y errónea. Pero...

Encariñarnos con Dios

Ciertamente las palabras de amor exigen discreción. No se las puede exponer a la plaza pública; cuando se hace esto pierden su valor y resultan...

Hacer oración de la vida

Aprender a orar quiere decir ir a la escuela del Espíritu Santo. Él nos enseña a orar de muchas maneras siempre de nuevo, por ejemplo, a través de...

“No sabemos orar como conviene…”

San Pablo en su Carta a los Romanos dice: Nosotros no sabemos orar como conviene, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos...

Actitud ante las realidades materiales

Jesús parece pasar por alto lo que para nosotros enriquece y llena nuestra vida. Advierte que las flores de los prados visten con más esplendidez...