Blog Espiritual

Personas problemáticas

No consideremos a las personas como problemáticas. Ni las tratemos nunca como personas que dan problemas. Pensemos más bien que son personas que...

Gozo y vida contemplativa

Hay algo que se impone con evidencia en los pocos escritos que nos quedan de san Bruno. En su carta a Raúl, por ejemplo, se observa una continua...

La experiencia del Espíritu

Experimentar en nosotros al Espíritu Santo tendría que ser algo normal como cristianos, ya que lo poseemos y lo conocemos no sólo por la fe sino...

El Espíritu Santo actúa

Lo hace por medio de inspiraciones, emociones, lo cual sucede con mucha mayor frecuencia de lo que nos imaginamos. El Espíritu Santo está activo y...

Todo habla de Dios

Cherteston afirma que siempre tuvo “una convicción casi mística” de que hay un milagro en el fondo de todo lo que existe. Cada cosa tiene el sello...

Frutos de la vida contemplativa

Hay muchos géneros de contemplación en los que se deleita y aprovecha el alma consagrada, oh Cristo. Pero en ninguno de ellos mi alma se goza...

Limpios de corazón

El Evangelio llama bienaventurados a los limpios de corazón. La limpieza de corazón consiste en eliminar poco a poco en nosotros, a través de una...

Fidelidad costosa

Llega para todos el día en que ya no basta con dar, sino que es necesario perdonar. Ya no basta con hacer regalos, sino que hay que sufrir por la...

Distracciones en la oración

Es una experiencia muy común. Ya lo experimento santa Teresa: ”El entendimiento e imaginación entiendo yo es aquí lo que me daña, que la voluntad...

Dios nos escucha siempre

Así es. Pero como decía san Agustín comentando la primera carta del apóstol san Juan, Dios no socorre inmediatamente según la voluntad del orante...

La fe de María

Oh María, ¡qué grande es tu fe! Tu prima Isabel, llena del espíritu Santo, te dijo: “Bienaventurada la que ha creído, porque lo que te ha dicho el...

No enterremos el espíritu

Metidos en las mil preocupaciones de la vida siguiendo las tendencias naturales de la carne, la sensualidad… Todas estas cosas sepultan el...