Blog Espiritual

La dispersión interior

Hay dentro de nosotros mismos una fuente permanente de pensamientos, imaginaciones, inquietudes, tales que uno se pasa horas enteras sin poderse...

Eucaristía

Su cuerpo y mi cuerpo se van a mezclar tan perfectamente, su sangre y mi sangre se van a perder tan estrechamente la una con la otra, que todos...

Sentido del ayuno

Para el cristiano, el ayuno es más que una práctica de piedad, que también lo es; es signo de disponibilidad hacia el Señor y hacia su Palabra...

La oración interior

Nos figuramos a veces que orar es dirigir a Dios plegarias a través del espacio. No, nuestra oración no es exterior a Dios: la oración es, por...

La Iglesia es esencialmente contemplativa

La Iglesia es contemplativa por esencia. Si existen monjes que no tienen otra cosa que hacer sobre la tierra, que continúan eligiendo “la mejor...

La oración, primera tarea de la Iglesia

Lo dijo con gran convicción el Papa Pablo VI en la audiencia general del 12 abril 1978: “Veamos, pues, ¿qué hace la Iglesia? La primera respuesta...

No vivamos en circuito cerrado

Es un problema general. La gente vive en circuito cerrado: sólo piensa en sus intereses, en el pequeño mundo de los asuntos materiales que...

Vivir en lo esencial

La mayoría de los problemas nos vienen de que vivimos en lo accidental en la superficie de las cosas. Las preocupaciones y los asuntos materiales...

El Espíritu Santo en san Bruno

El lugar que ocupa el Espíritu Santo en el pensamiento de San Bruno es uno de sus rasgos característicos, algo que define su propia fisonomía de...

Personas problemáticas

No consideremos a las personas como problemáticas. Ni las tratemos nunca como personas que dan problemas. Pensemos más bien que son personas que...

Gozo y vida contemplativa

Hay algo que se impone con evidencia en los pocos escritos que nos quedan de san Bruno. En su carta a Raúl, por ejemplo, se observa una continua...

La experiencia del Espíritu

Experimentar en nosotros al Espíritu Santo tendría que ser algo normal como cristianos, ya que lo poseemos y lo conocemos no sólo por la fe sino...