Blog Espiritual

“No juzguéis…”

Estás parado en el semáforo en rojo tras otro coche. Se enciende el semáforo azul y el conductor que tienes delante no se mueve. Es sólo cuestión...

El desierto nos libera

“En el desierto caen todas las ilusiones de todo lo que embaraza al corazón. No se puede caminar mucho tiempo en el desierto sin un corazón...

El misterio

“Hay que enfilar la piragua de la vida río arriba; nada se entiende ni saborea, ni se sostiene mientras no se apoye en el misterio. La gente cree...

Buscar en todo la gloria de Dios

Ten mucho cuidado de todo lo que haces, o dejas de hacer; mira que esté precedido de pura intención, no buscando sino la gloria de Dios. Aunque...

Pan en el desierto

El alimento de un monje no puede venir del mundo. “¿Dónde podemos comprar pan –decía el Maestro– para que coman éstos?” (Jn 6,5). Las riquezas del...

No alardear de los dones que Dios nos ha dado

Los dones de Dios deben ser una oportunidad para la humildad, no para la soberbia, temiendo hacerse abominable ante Dios por complacer a los...

No juzgar

Debes hacer un pacto con Dios, un compromiso firme y perpetuo de no juzgar jamás a nadie. Aunque existan indicios, tú nunca des crédito a las...

Ver a Cristo en los hermanos

Piensa siempre: si sirvo a un hermano, a Cristo he servido; si desprecio a un hermano, si me enojo con el prójimo, a Cristo se lo he hecho. Piensa...

Controla tus sentimientos y tu lengua

Si en tu corazón se levanta una tentación de disgusto, impaciencia o ira contra un hermano, vigila tus pensamientos y tu voluntad con gran...